Paola Guerrero Leigh mugdocx
Paola Guerrero Leigh

Paola Guerrero Leigh habla tres idiomas: español, inglés y "Medical-ese".

"Los intérpretes médicos necesitan entender dos idiomas igualmente bien, y necesitan entender la terminología médica, que es su propio idioma", dijo Carolina Pérez-Tobón, especialista en operaciones de los Servicios de Idiomas y Cultura de Novant Health. Ella supervisa a los intérpretes del centro de pruebas COVID-19 y se asegura de que estén todos donde deben estar en un día determinado. Ella supervisa los intérpretes del sitio de la prueba del COVID-19 y se asegura de que estén todos donde deben estar en un día determinado.

La necesidad cambia a menudo. Durante la pandemia del COVID-19, se han necesitado intérpretes en los centros de pruebas improvisadas, que están, por seguridad, al aire libre.

"Mi departamento se asegura de que cualquier paciente que necesite un intérprete pueda conseguirlo, sin importar el idioma que hable", continuó Perez-Tobon. "Ofrecemos intérpretes telefónicos y de video a distancia, pero los intérpretes en persona son realmente necesarios ahora en nuestros centros de pruebas de COVID".

Desde que comenzó la pandemia, los intérpretes en persona de Novant Health han visto a más de 10.000 pacientes de habla hispana en los lugares de prueba de COVID. Es parte de la misión de la organización cuidar de todos en la comunidad a la que sirve

‘La voz del paciente’

Guerrero Leigh describe su papel como el de un puente entre el paciente y el proveedor. "Siempre tengo en cuenta", dijo, "que soy la voz del paciente". Pero hago más que interpretar palabras. Necesito saber sus implicaciones. Mientras escucho, también observo para ver qué dice el lenguaje corporal del paciente".

En los sitios de prueba de COVID, un proveedor de cuidado médico recibe al auto y a su conductor. Si se necesita un intérprete, entonces Guerrero Leigh, usando lentes protectores de seguridad y una mascarilla - y a veces un protector facial - se acerca al auto.

"Tenemos la opción de usar un protector facial", dijo. "He usado uno a veces. Pero en los días en los que hay más de 90 grados, hace demasiado calor. El asfalto está caliente, y los pacientes mantienen sus autos en marcha, lo que hace que haga aún más calor."

Dadas las condiciones en las que trabajan, hay un rasgo que los intérpretes médicos deberían tener, dijo Perez-Tobon. Y eso es la resistencia.

Y compasión. "Sonrío con los ojos ya que llevo una mascarilla", dijo Guerrero Leigh. "Me presento y les digo que soy un intérprete. Lo primero que les digo después de mi nombre es que todo lo que se diga entre ellos y la enfermera o el médico será confidencial.”

Explica que los resultados de las pruebas pueden tardar unos días en llegar y que deben quedarse en casa hasta que lleguen los resultados. También tiene que asegurarse de que entiendan que un resultado positivo significa que deben estar en cuarentena durante 14 días. ("Siempre preguntamos si se sienten seguros con la cuarentena en casa", dijo.)

Los pacientes casi siempre están ansiosos, dijo Guerrero Leigh. Intenta que se sientan cómodos. Les dice que la prueba terminará rápidamente, y proyecta un aura de calma. "Si los pacientes ven que tiene confianza, sienten alivio", dijo.

Los pacientes con resultados negativos reciben una carta por correo. Los pacientes con resultados positivos reciben una llamada telefónica. Guerrero Leigh llama a los pacientes COVID-positivos que conoció y les ayuda a programar las citas de seguimiento. Se necesitan intérpretes en cada punto de contacto a lo largo del camino, no sólo en los lugares de prueba.

Hablaba español en su Ecuador natal y aprendió a hablar "doctor" cuando estaba en la universidad. Se entrenó como bióloga marina, así que ya tenía el vocabulario adecuado para el trabajo. (También enseñó ciencias en el sistema escolar de Charlotte-Mecklenburg antes de convertirse en intérprete médica). Aún así, los doctores y enfermeras todavía usan ocasionalmente términos que no le son familiares. "Siempre pediré una aclaración si no entiendo", dijo.

Cada enfermedad tiene su propio léxico. Cuando Guerrero Leigh interpreta para pacientes con cáncer, debe hablar el lenguaje de la oncología. Con COVID-19, ha tenido que aprender el vocabulario de las enfermedades infecciosas.

Como la voz del paciente, Guerrero Leigh usa las palabras exactas del paciente cuando se comunica con un proveedor. No dice, "El paciente acaba de decir..." Ella dice "yo", como si ella misma fuera la paciente. Si tiene su propia pregunta, hablará de sí misma en tercera persona: "El intérprete necesita una aclaración".

No sólo los pacientes se alegran de que Guerrero Leigh esté allí. Los proveedores también aprecian su servicio. "La buena comunicación entre el paciente y el proveedor ahorra recursos y tiempo", dijo. "Y eso es importante en términos de salud".

"Debe existir un vínculo entre el paciente y el proveedor", continuó. "Nunca, nunca, nunca me pongo en medio de ellos. La conversación es entre ellos. Yo sólo soy una voz. ”
 

¿Busca un médico que hable español? Es fácil.

Actúe ahora