Las mamografías pueden detectar el cáncer a tiempo y conducir a un tratamiento que salve vidas. Pero las estadísticas nacionales muestran que las mujeres hispanas y afroamericanas tienen muchas menos probabilidades de recibir los exámenes anuales recomendados que las mujeres blancas.

Una mamografía, una radiografía del seno, es la forma más fiable de detectar el cáncer de mama en una etapa temprana, cuando los tratamientos son menos invasivos y las tasas de supervivencia son más altas. Aunque la detección temprana y las mejoras en el tratamiento han llevado a una disminución de la mortalidad por cáncer de mama, no todas las mujeres se han beneficiado por igual.

Hay razones tanto culturales como financieras para que las mujeres no se hagan mamografías. Los datos de Novant Health indican que las pacientes asiáticas e hispanas, dos de las poblaciones de más rápido crecimiento en Charlotte, se hacen mamografías a un ritmo menor que otras mujeres. Novant Health tiene un objetivo a largo plazo de tres años para aumentar el porcentaje de todas las mujeres que se hacen mamografías.

"Podemos ayudar”

Novant Health reconoce que hay numerosos factores que contribuyen y se dedica a comprender las culturas y las necesidades financieras de estas comunidades para cerrar la brecha. Susana Díaz, una coordinadora bilingüe de servicios a pacientes de la comunidad en Charlotte, dijo que las mujeres hispanohablantes no buscan atención preventiva por varias razones: el costo, el transporte y el temor al procedimiento, así como las barreras del idioma. El hecho de poder relacionarse con ellas permite a Díaz educar a las mujeres que de otra manera no buscarían las pruebas anuales de cáncer de mama.   

"En la comunidad hispana, la gente sigue aprendiendo sobre el lado de la prevención de la atención médica", dijo Díaz. "Por lo general, sólo van al médico cuando están enfermos o algo está mal.”

Para mejorar el acceso a la atención médica y reducir la mortalidad por cáncer de mama, los miembros del equipo de Prevención, Educación y Detección Temprana del Cáncer de Novant Health (NHCPED) proporcionan servicios de detección y diagnóstico sin gastos de bolsillo a los pacientes, así como remisiones para los pacientes que no tienen un proveedor de atención primaria.

"Algunas mujeres afroamericanas con las que trabajo no tienen ningún médico ", dijo el educador de salud de los senos Willie Adams. "No saben por dónde empezar. Podemos ayudarlas".

Además de proporcionar una mamografía tridimensional (3D) a las mujeres de 40 años o más que están en desventaja económica o no tienen seguro, el programa educa a los pacientes sobre la importancia de la salud de los senos. Adams dijo que esto aumenta la probabilidad de que la gente busque una mamografía anual o asista a los servicios de seguimiento recomendados.

El uso de dos unidades móviles de mamografía en Charlotte y dos en el área de Winston-Salem permite a Novant Health ofrecer servicios de extensión en comunidades históricamente afroamericanas o hispanas.

"Los encontramos donde están", dijo Adams. "Visitamos sitios en sus vecindarios, donde es conveniente, y pagamos por las mamografías para eliminar algunas de esas barreras para buscar atención. "” 

Adams dijo que algunas mujeres son reacias a hacerse la prueba de detección porque no están seguras de cómo manejaran el tratamiento si encuentran un cáncer de mama o necesitan una biopsia.

Si se detecta cáncer de mama, una enfermera navegante de cáncer de mama guía a la paciente a través de su plan de atención, incluyendo la reunión con un radiólogo del centro de mama y la discusión de las opciones del plan de tratamiento. Se ofrecen servicios de intérpretes a los pacientes que no hablan inglés.

Cómo la financiación de las becas lo hace posible

La educación anual sobre la salud de los senos y las continuas revisiones anuales han resultado en la disminución de las tasas de cáncer de mama en etapa tardía, dijo Maria Kuklinski-Long, gerente del programa NHCPED. Long dijo que los fondos de becas de organizaciones como Pfizer y la Fundación Susan G. Komen permiten a Novant Health ayudar a las mujeres de bajos ingresos y sin seguro.

"El costo de una mamografía puede ser preocupante para nuestros pacientes", dijo Hazel Willis, especialista en compromiso con la comunidad en el Centro Médico Forsyth de Novant Health. "Nuestra beca permite a los pacientes no preocuparse por el dinero. Recibir atención médica es lo más importante".

En 2019, la Fundación del Centro Médico Presbiterian de Novant Health recibió una beca de la Fundación Susan G. Komen, la Fundación Nacional del Cáncer de Seno, Pfizer Inc. y el Novant Health Physician Impact Fund. Este dinero apoya los servicios de salud de los senos en Charlotte, Huntersville, Matthews y Mint Hill. Como resultado, Novant Health proporcionó a 986 participantes de bajos ingresos y sin seguro médico servicios de evaluación en 48 eventos comunitarios. "Este financiamiento a largo plazo ha tenido un impacto tremendo en ayudar a reducir los diagnósticos de cáncer de mama en etapa tardía en nuestra comunidad", dijo Kuklinski-Long.

Novant Health también puede prestar estos servicios en los condados de Winston-Salem y Rowan, gracias a la beca de Pfizer. La financiación de Pfizer permite al personal proporcionar docenas de mamografías de detección a los residentes necesitados en todo Forsyth y los condados de los alrededores.

Haga clic aquí para saber más sobre el programa.  

¿Busca un médico que hable español? Es fácil.

Actúe ahora